Abogado de lesiones médicas

Cuida tu corazón

Cuida tu corazón, y tu corazón cuidará de ti. Un artículo de Bill Gifford en Men’s Health analiza cómo se puede romper su corazón . Como señaló el médico británico del siglo XVII, William Harvey, «Todo afecto de la mente acompañado de dolor o placer, esperanza o miedo, es la causa de una agitación cuya influencia se extiende al corazón».

Tu corazón es un órgano muy sensible

Su corazón late aproximadamente 70 veces por minuto, 100,800 veces al día y 36,792,000 veces al año. Eso es mucho trabajo. Sus hábitos, dieta, estado emocional, niveles de estrés e incluso su entorno afectan su corazón. “La mayoría de los hombres están familiarizados con los factores de riesgo clásicos como la presión arterial y el colesterol, pero tienden a pasar por alto los problemas mentales, emocionales e incluso espirituales que se relacionan con el corazón”, dice la Dra. Mimi Guarneri.

El artículo del Sr. Gifford hace un gran trabajo al crear conciencia sobre cómo funciona el corazón. La versión impresa del artículo va un paso más allá. Destaca la importancia de cuidar su salud. Por ejemplo, la diabetes se considera una enfermedad cardíaca en etapa temprana porque el azúcar en sangre crónicamente alto provoca una inflamación que puede debilitar el corazón. Para los hombres, existen señales de advertencia tempranas de un futuro ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, como la disfunción eréctil, que puede ser causada por la acumulación de aterosclerosis en los pequeños vasos que conducen al pene.

Aunque la enfermedad cardíaca a menudo se considera un problema para los hombres, la enfermedad cardíaca es la causa más común de muerte tanto para mujeres como para hombres en los Estados Unidos . Las mujeres son más propensas que los hombres a tener síntomas de ataque cardíaco no relacionados con el dolor en el pecho, como:

  • Molestias en el cuello, la mandíbula, los hombros, la parte superior de la espalda o el abdomen.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en uno o ambos brazos.
  • Náuseas o vómitos.
  • Transpiración.
  • Aturdimiento o mareos.
  • Fatiga inusual.

Estos síntomas pueden ser más sutiles que el evidente dolor de pecho aplastante que a menudo se asocia con los ataques cardíacos.

Conclusiones clave

Tu corazón es como su propia ciudad-estado. Tiene su propio sistema eléctrico. Tiene su propio sistema circulatorio. Le preocupa el medio ambiente, incluidos el ruido y la contaminación. Está influenciado por la calidad de la sangre que ingresa. Está influenciado por la calidad del oxígeno que se intercambia en los pulmones. Responde a los neuroquímicos. Se autorregula.

Aunque el corazón es muy resistente, no puede sobrevivir a muchos abusos. Se rendirá contigo si te rindes. Ser consciente de los síntomas y los riesgos puede ayudarlo a protegerse. Se recomienda realizar varios cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca:

  • Deje de fumar o no empiece a fumar
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Mantener un peso saludable.
  • Consuma una dieta saludable que incluya granos integrales, una variedad de frutas y verduras, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa y carnes magras. Evite las grasas saturadas o trans, los azúcares agregados y las altas cantidades de sal.

Ser proactivo. Estos cambios de estilo de vida deben ser apoyados por sus médicos. Sus médicos pueden ayudarlo a controlar sus factores de riesgo. Sus médicos también deben conocer los primeros signos de advertencia de una enfermedad cardíaca y alertarlo cuando se desarrollen. Por lo tanto, asegúrese de que sus médicos controlen su corazón y su salud. Si no es así, contáctenos.