Noticias
Demanda por accidente de conductor distraído

Tenga cuidado con la conducción distraída

Para los conductores de Arizona, conducir distraído es uno de los comportamientos más peligrosos en la carretera. El problema ha empeorado a lo largo de los años, ya que hay numerosos dispositivos en el automóvil junto con dispositivos móviles que compiten por su atención como conductor. Debe ser consciente de los riesgos que causa la conducción distraída y las formas en que puede evitar estos problemas.

Esto es más que solo enviar mensajes de texto

Conducir distraído es mucho más que enviar mensajes de texto o usar el teléfono detrás del volante. Por supuesto, esos son los ejemplos más comunes, pero incluso no dormir lo suficiente es una forma de conducción distraída. También puede incluir comer o escuchar música alta mientras conduce. Cualquier cosa que desvíe su atención de la carretera puede distraerlo al conducir.

Eres responsable de minimizar tus distracciones.

Muchos conductores no comprenden el efecto de una conducción distraída ni siquiera momentáneamente. Cuando quitan la vista de la carretera, los conductores pueden recorrer la distancia de un campo de fútbol en unos pocos segundos. Esto es aún más aterrador cuando te das cuenta de que muchos conductores más jóvenes envían mensajes de texto mientras están detrás del volante. Reducir la conducción distraída comienza con guardar el teléfono. Luego, debe minimizar todas las demás distracciones que puedan distraer su atención. También debe reducir la conversación y no conducir con un automóvil demasiado lleno. Depende de cada conductor individual tomar las medidas necesarias para mantenerse a sí mismo y a sus pasajeros seguros.

Si ha resultado lesionado en un accidente con un conductor distraído, es probable que haya sido negligente. Como resultado, puede tener derecho a una compensación económica por sus lesiones. Un abogado de accidentes de vehículos motorizados puede ayudarlo con el proceso de presentar un reclamo ante la compañía de seguros. El abogado puede entonces negociar en su nombre con la compañía de seguros mientras busca el acuerdo que se merece. En última instancia, es posible que el abogado deba presentar una demanda en la corte.