Noticias
Bufete de abogados de accidentes automovilísticos

Pruebas de choque que no tienen en cuenta la seguridad de las mujeres

Los conductores en Arizona que poseen un vehículo que ha pasado todas las pruebas de choque, como las realizadas por el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, pueden estar seguros de que estarán protegidos en un choque. Sin embargo, deben saber que las pruebas de choque actuales son lamentablemente inadecuadas cuando se trata de medir el efecto de los choques en las mujeres conductoras.

Esta carencia es aún más preocupante cuando se considera cómo, durante décadas, las mujeres han sido más propensas a sufrir lesiones o morir en accidentes. Cualquier mujer ocupante que use el cinturón de seguridad tiene un 73% más de probabilidades que un hombre de sufrir lesiones graves en un choque frontal . En cualquier accidente, las mujeres conductoras y los pasajeros del frente derecho tienen un 17% más de probabilidades de morir que los conductores masculinos de la misma edad y los pasajeros del frente derecho.

No fue sino hasta 2003 que se introdujo un muñeco femenino en las pruebas de choque para el IIHS y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras. Sin embargo, al ser nada más que una versión reducida del maniquí masculino, no tiene en cuenta las diferencias fisiológicas entre los cuerpos masculino y femenino. Las mujeres también pueden usar sus cinturones de seguridad de manera diferente y sentarse más cerca del volante.

Tener tecnología para evitar accidentes no es suficiente. Es crucial que los estándares de las pruebas de choque mejoren porque, para bien o para mal, la mayoría de los fabricantes de automóviles simplemente diseñan sus autos para pasar estas pruebas.

Hay algunos casos en los que las víctimas de accidentes automovilísticos podrían responsabilizar a los fabricantes de automóviles por sus lesiones. Quizás hubo un defecto de marketing o de diseño involucrado. Sin embargo, en la mayoría de los choques que involucran a dos o más conductores, las víctimas presentan su reclamo contra la compañía de seguros de automóviles del conductor negligente. Ya sea que el acusado condujera a exceso de velocidad o de manera distraída, a las víctimas les puede resultar difícil reunir pruebas y negociar un acuerdo sin representación legal, por lo que es posible que deseen consultar a un abogado.