Pain-from-truck-accident-signal-butte-road-apache-junction-arizona

¿Cómo puedo manejar el dolor crónico después de un accidente de coche?

R ¿Qué puedo hacer con mi dolor?

Las lesiones personales pueden surgir de muchas fuentes, como accidentes de coche, caídas o una lesión laboral. Una cosa que suelen compartir estas víctimas de lesiones es el dolor. La ubicación y el tipo de dolor pueden variar, pero todo el mundo quiere saber cómo puede manejar mejor el dolor después de un accidente. Septiembre es el Mes de la Concienciación sobre el Dolor, y hay muchos recursos excelentes si sufres de dolor agudo o crónico.

Septiembre es el mes de la concienciación sobre el dolorEste artículo complementa nuestros escritos anteriores sobre el dolor y la inflamación, la lesión cerebral traumática y la pérdida de memoria tras un accidente de tráfico. Intentamos explicar la mecánica del dolor y por qué el alivio puede ser tan difícil de conseguir. A continuación, terminamos con algunas sugerencias para ayudar a reducir y manejar su dolor.

¿Qué es el dolor?

Todo el mundo reconoce el dolor cuando lo siente, pero ¿qué es exactamente el «dolor»? No es sólo esa sensación de incomodidad la que te indica que algo puede ir mal. El dolor es una señal del sistema nervioso que suele estar asociada a un daño tisular. Piensa en ello como la alarma de incendios del cuerpo. Tu cuerpo está enviando una alerta para ponerte a salvo ahora y para enseñarte a evitar el problema que causa la lesión más adelante.

El dolor puede ser una sensación desagradable, como un pinchazo, una picadura o un dolor. Puede ser sordo o afilado. El dolor puede ir y venir, o puede ser constante. Puede afectar a una zona del cuerpo, como la espalda o el cuello, o puede sentirse en todo el cuerpo. Cada persona experimenta el dolor de forma diferente. Puedes sufrir la misma lesión que tu hermano, pero uno de vosotros describirá el dolor como un dolor sordo mientras el otro llora de agonía. La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor afirma que «el dolor es siempre una experiencia personal en la que influyen, en distinto grado, factores biológicos, psicológicos y sociales». Recuérdalo porque será importante más adelante.

Como la mayoría de los sistemas bioquímicos, es estupendo cuando funciona correctamente, pero problemático cuando no lo hace. Un sistema nervioso que no funciona correctamente puede tomar el dolor a corto plazo y transformarlo en una pesadilla duradera conocida como dolor crónico.

La historia del dolor crónico

En el sector de las lesiones personales, las compañías de seguros, los abogados defensores y los supuestos expertos que contratan han hecho que el término «dolor crónico» se convierta en una palabra sucia. En su esencia, el dolor crónico es dolor continuo y de más de 3 meses de duración según los NIH. Si nos remontamos a la historia, los seres humanos expresaban su compasión por los que sufrían dolor, y a menudo recurrían a los ciudadanos más educados y respetados (por ejemplo, sacerdotes, hechiceros, médicos) para que les proporcionaran alivio. Aunque no comprendamos del todo el mecanismo del dolor, los esfuerzos realizados a lo largo de los siglos han permitido grandes avances en la medicina.

Los médicos del siglo XIX descubrieron que el opio, la morfina, la codeína y la cocaína podían utilizarse para tratar el dolor. Se desarrolló la aspirina. Alrededor de la década de 1900, los médicos comenzaron a debatir el uso de estos analgésicos porque los pacientes se volvían vulnerables a la adicción. El desarrollo de antiinflamatorios no esteroideos similares a la aspirina, como el ibuprofeno y el naproxeno, se introdujo para el dolor leve o moderado. En la década de 1980, varios destacados especialistas en dolor publicaron informes cuestionables en los que se afirmaba que el potencial de comportamiento adictivo era mínimo cuando se utilizaban opioides para tratar el dolor de larga duración no relacionado con el cáncer. Purdue Pharma difundió y amplió aún más este mito. La industria farmacéutica financió una «cultura de la prescripción» que se convertiría en una epidemia de opioides en Arizona y en todo Estados Unidos.

Hoy en día, muchos de los que sufren de dolor por lesiones personales a largo plazo son etiquetados como «buscadores de drogas» o «adictos a las pastillas». Los opiáceos se han convertido en el primer método de tratamiento de muchos profesionales de la salud, lo que en última instancia hace que la persona que sufre el dolor se vuelva dependiente y adicta a los analgésicos. No digo que la epidemia de opioides haya provocado que el «dolor crónico» se convierta en una letra escarlata que se enarbola sobre las víctimas de lesiones, pero no ha ayudado.

Dolor crónico en casos de lesiones personales

Otra cosa que no ayuda es el hecho de que las personas pueden sufrir dolor crónico mucho tiempo después de que la lesión original se haya curado. Los médicos no saben exactamente por qué estas personas sufren dolor crónico: algunos creen que las señales se reconectan en el cerebro para perpetuar la experiencia del dolor, mientras que otros creen que las señales de dolor de bajo grado siguen viajando a la médula espinal y al cerebro, donde se amplifican. Esto hace que sea difícil de tratar eficazmente.

Los defensores de los casos de lesiones personales se aprovechan de estas incertidumbres para sugerir al jurado que la víctima de las lesiones miente sobre su dolor. Dicen que no hay evidencia objetiva de lesión que deba causar el dolor, por lo que el dolor es falso o de otra cosa. Los médicos que contratan ignoran de forma poco sincera el hecho de que una lesión causó dolor a la víctima, el sistema nervioso de la víctima funcionó mal involuntariamente, lo que provocó que la víctima experimentara dolor mucho después de que sus lesiones se hubieran curado. No es algo que la víctima de la lesión pueda controlar.

Abogado de accidentes de coche de Arizona Gage Mathers

Depresión y dolor crónico

Un estudio de la NESDA informó de que el dolor crónico es común en hasta el 70% de los pacientes con trastornos depresivos y de ansiedad. No es de extrañar que el dolor sea un predictor de la persistencia de la depresión y que la depresión sea un predictor del dolor persistente. El estudio propone que una posible explicación es que el deterioro del funcionamiento causado por el dolor puede llevar al aislamiento social, que a su vez puede tener un efecto negativo sobre los síntomas depresivos, y viceversa.

Sabemos que lo mismo ocurre con la ansiedad. En pocas palabras, las personas que sufren dolor tienen dificultades para moverse, trabajar, dormir, cuidar de sí mismas o de los demás y realizar tareas físicas aparentemente sencillas. Esto se suma a su estrés y ansiedad, y a la depresión. Además, diferentes áreas cerebrales, como la amígdala y el hipotálamo, intervienen tanto en la depresión como en el dolor. Además, cuando la depresión y el dolor crónico son comórbidos, el reconocimiento y el tratamiento de la depresión son menos eficaces, ya que la mayoría de los pacientes sólo presentan sus quejas físicas y reciben el tratamiento correspondiente. Esto agrava aún más los problemas de las víctimas de lesiones.

Los que sufren de dolor por lesiones personales, como usted, pueden intentar cualquier cosa para obtener alivio. Siga leyendo para conocer las posibles opciones de tratamiento.

Futura gestión del dolor

Los opioides no van a desaparecer y, para algunas personas, eso es algo bueno. Algunos pacientes con dolor prolongado, como los que padecen ciertos tipos de cáncer y enfermedades sistémicas, necesitan opiáceos para controlar los importantes niveles de dolor que experimentan. Además, las personas que se han encontrado con una adicción a los opioides necesitarán la medicación para ayudarles a abandonar las drogas.

Desde 1999, más de un millón de personas han muerto por sobredosis de opioides. Esta crisis de salud pública, y los métodos turbios utilizados para comercializar y prescribir opioides, han llevado a aumentar los esfuerzos para desarrollar y promover terapias alternativas.

Los investigadores están desarrollando tratamientos innovadores para interrumpir el mal funcionamiento del sistema nervioso y modificar la actividad nerviosa para minimizar la sensación de dolor que llega al cerebro. Los dispositivos de estimulación eléctrica, como los estimuladores de la médula espinal y los estimuladores nerviosos eléctricos transcutáneos, se están utilizando para tratar una mayor variedad de afecciones crónicas de larga duración, como el síndrome de dolor regional complejo. En esta línea, BioElectronics Corporation ha desarrollado un parche que utiliza campos electromagnéticos para amortiguar la percepción del dolor por parte del cerebro. Las ondas sonoras se utilizan ahora para ayudar a controlar ciertos tipos de dolor. Otro método de tratamiento no invasivo y sin opiáceos, que me resulta muy cercano, es la realidad virtual (es decir, la exploración de un mundo digital distrajo a los enfermos de dolor lo suficiente como para que incluso aquellos con dolor de columna cervical informaran de un alivio significativo del dolor).

La profesión médica sigue amando los medicamentos, a pesar de la epidemia de opioides. A medida que aumenta nuestro conocimiento de los mediadores neuroquímicos y de las vías bioquímicas, los investigadores están experimentando con medicamentos para hacer frente a los diferentes contribuyentes. Por ejemplo, los canales de sodio y calcio desempeñan un gran papel en la mensajería neuronal, por lo que los investigadores están estudiando el aumento de estos canales para impedir que las señales de dolor lleguen al cerebro.

Tratamiento de las enfermedades subyacentes

El aspecto más importante del tratamiento del dolor es tratar la lesión subyacente. Si el dolor crónico está causado por una enfermedad crónica, como la artritis, el cáncer o la migraña crónica, el médico puede recetar medicamentos, cirugía u otras terapias para ayudar a tratarlo. Una vez tratada o resuelta la lesión o la afección, si sigue teniendo dolor, debe hablar con un profesional de la salud para determinar si alguna de las opciones de tratamiento comentadas anteriormente es adecuada para usted.

Tratamiento tradicional del dolor

Aunque el futuro del tratamiento del dolor ya está aquí, muchos profesionales sanitarios siguen empleando métodos de tratamiento tradicionales. Es de esperar que la mayoría de los médicos que no se ocupan del dolor le sugieran analgésicos de venta libre (por ejemplo, paracetamol, aspirina, ibuprofeno, naproxeno), antiinflamatorios de venta con receta (por ejemplo, corticoides, Celebrex), opioides, antidepresivos o anticonvulsivos (por ejemplo, gabapentina, Lyrica).

El tratamiento del dolor seguirá incluyendo la terapia inyectable y los sistemas de administración intratecal de fármacos. Los medicamentos para el control del dolor se pueden utilizar para una serie de condiciones diferentes. También tienen menos efectos secundarios adversos. Además, el tratamiento tradicional del dolor es la forma más rentable de controlarlo.

Tratamiento alternativo del dolor

Además del tratamiento tradicional del dolor, y de las próximas terapias, existen terapias alternativas que pueden ayudar a disminuir su dolor. El término «terapia alternativa» ha recibido críticas por ser una terapia hippie, no probada científicamente, lo cual no es cierto. Cuando se utiliza junto con el tratamiento tradicional del dolor, la terapia alternativa ha demostrado ser muy eficaz.

A continuación hablaremos de algunas de ellas en detalle, pero las terapias alternativas suelen incluir: fisioterapia, masajes, tratamiento quiropráctico, acupuntura, yoga, hipnosis, meditación, imágenes guiadas, biorretroalimentación, aromaterapia, asesoramiento y remedios herbales. En todos los casos, debe discutir estas posibles terapias complementarias con su(s) proveedor(es) de atención médica. Todos estos son métodos que pueden ayudarle a manejar tanto su dolor inmediato como el crónico después de un accidente de coche.

Tratamiento alternativo del dolor por accidente de tráfico

Hay muchas opciones alternativas para el tratamiento del dolor después de un accidente de coche

Fisioterapia ( PT ) y Masaje

El objetivo de la fisioterapia es aliviar el dolor y ayudarle a funcionar, moverse y vivir mejor mediante ejercicios basados en el movimiento. El terapeuta mide su capacidad de movimiento y de realizar determinadas tareas mientras evalúa sus necesidades. A continuación, el terapeuta crea un plan de tratamiento y le guía a través de ejercicios específicos para ayudar a reducir el dolor. Empezar la fisioterapia poco después de una lesión conlleva una mayor mejora del funcionamiento y un menor uso de medicamentos.

El masaje suele ayudar a reducir el estrés y aliviar la tensión al mejorar el flujo sanguíneo. Un masajista frota y amasa los tejidos blandos del cuerpo con distintos grados de presión y ritmo. Esto reduce la tensión muscular y aumenta la relajación. Este tratamiento también puede reducir la presencia de «toxinas» que pueden causar inflamación y dolor. Como resultado de todos los beneficios del masaje, la terapia de masaje es muy prometedora para controlar el dolor.

Tratamiento quiropráctico

El tratamiento quiropráctico es el más común para el dolor de cuello y espalda después de un acontecimiento perjudicial. Los quiroprácticos creen que una alineación adecuada de la estructura musculoesquelética del cuerpo permitirá que éste se cure, por lo que el quiropráctico realiza manipulaciones para devolver la movilidad a las articulaciones. Las personas se someten a manipulaciones quiroprácticas principalmente para aliviar el dolor de lesiones personales en músculos, articulaciones, huesos, cartílagos, ligamentos y tendones. Al igual que los fisioterapeutas, el quiropráctico lleva a cabo un examen y desarrolla un plan de tratamiento que suele incluir fuerza y ejercicios controlados y repentinos.

Acupuntura

La acupuntura, o acupresión, consiste en estimular ciertos puntos de presión en el cuerpo para ayudar a aliviar el dolor crónico y el estrés. Se realiza insertando agujas muy finas en puntos estratégicos del cuerpo. La medicina tradicional china cree que esto equilibra el flujo de energía o fuerza vital que fluye a través de las vías (meridianos) del cuerpo.

Los profesionales occidentales creen que las agujas activan nuevas terminaciones nerviosas, alejando la atención del dolor original y diciéndole al cerebro que era una señal falsa. La teoría es que el músculo y los nervios estimulados envían un mensaje al cerebro que provoca la liberación de endorfinas. Nuestro cuerpo produce endorfinas, que son sustancias químicas similares a la morfina. Las endorfinas, junto con otros neurotransmisores, bloquean las señales de dolor.

Yoga

El yoga es una práctica de mente y niño que combina los beneficios del movimiento con las ventajas de la atención plena. Existen diferentes estilos de yoga que combinan posturas físicas, movimientos suaves, técnicas de respiración y meditación para estirar y estimular los músculos. La teoría es que el yoga ayuda con el dolor crónico de las lesiones personales al mejorar la flexibilidad, reducir la inflamación, aliviar la tensión y reducir el estrés.

Terapias mente-cuerpo

Las terapias mente-cuerpo son tratamientos destinados a ayudar a la mente a mejorar las funciones y los síntomas del cuerpo. Esto incluye una amplia gama de terapias, como técnicas de relajación, meditación, imágenes guiadas, biorretroalimentación e hipnosis. Básicamente, se utilizan técnicas para enfocar la mente de forma que se alivie el estrés y la tensión.

La biorretroalimentación utiliza dispositivos electrónicos para ayudarle a aprender a controlar conscientemente las funciones corporales para disminuir el dolor. Algunas de estas funciones son la respiración y el ritmo cardíaco. La biorretroalimentación le avisa de las formas en que la tensión muscular está contribuyendo a su dolor. Ser consciente de los desencadenantes del dolor puede ayudar a evitar que se produzcan futuros dolores.

En esencia, la visualización o visualización guiada, hace que visualices imágenes tranquilizadoras. En el tratamiento del dolor, la técnica consiste en cerrar los ojos y crear una imagen visual del dolor. Crear una imagen visual significa dar al dolor una forma, un color, un tamaño o un movimiento. Y luego, poco a poco, empezar a alterar la imagen para transformarla en una más agradable.

Como se ha comentado anteriormente, algunos aspectos del dolor crónico «están en la cabeza». La terapia de asesoramiento puede mejorar su bienestar emocional. La teoría es que el asesoramiento te da las herramientas mentales para reconocer el dolor y aprender a afrontarlo. Muchas personas, una vez que entienden por qué sienten dolor y cómo pueden ayudar las técnicas de relajación, encuentran su dolor menos problemático. También le ayuda a ser consciente de los factores desencadenantes del dolor para poder evitarlos.

Enfoques dietéticos para controlar el dolor

El manejo del dolor a través de la dieta significa reducir el consumo de alimentos que causan inflamación. Es igualmente importante aumentar simultáneamente el consumo de alimentos antiinflamatorios, como las frutas y las verduras. Por lo general, esto significa reducir las grasas de la dieta y aumentar los alimentos vegetales. Las pruebas son escasas, pero algunos enfermos de fibromialgia afirman que los síntomas disminuyen cuando consumen una dieta vegetariana mayoritariamente cruda. Del mismo modo, algunas mujeres con síntomas premenstruales informaron de que una dieta vegetariana baja en grasas disminuía la intensidad y la duración del dolor.

La mayoría de la gente entiende que su cuerpo necesita ciertas vitaminas y minerales para funcionar. Una dieta sana y equilibrada es necesaria para satisfacer las necesidades nutricionales del organismo. Sin embargo, existe una industria multimillonaria que nos dice que nos beneficiaremos de un mayor consumo de ciertos suplementos. Por ejemplo, los aceites de pescado ayudan a mejorar los síntomas antiinflamatorios. La medicina está descubriendo lentamente los beneficios de otros suplementos como la cúrcuma, la quercetina, el zinc y las vitaminas C y D3. El cannabidiol (CBD), está aumentando su popularidad como opción no adictiva para el tratamiento del dolor, la inflamación, las convulsiones y la ansiedad.

Cambios en el estilo de vida para controlar el dolor

Como se ha comentado anteriormente, hay ciertos cambios en el estilo de vida que pueden tener un impacto positivo en el manejo del dolor. Los cambios se centran en la creación de hábitos saludables y en el destete de los hábitos poco saludables. Por ejemplo, si fuma, hable con su médico para dejar de hacerlo, lo que podría requerir un plan para dejar de fumar o tratamientos farmacológicos. El tabaquismo tiene muchos efectos negativos para la salud (por ejemplo, cáncer, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, enfermedades pulmonares, problemas de circulación y compromiso del sistema inmunitario).

Si tiene problemas para dormir, hable con su médico sobre las opciones que pueden ayudarle a conciliar el sueño y a permanecer dormido durante más tiempo. Dormir es vital, ya que da a tu cuerpo la oportunidad de recuperarse y sanar.

Además, algunas de las terapias mencionadas anteriormente sirven para aliviar los efectos del estrés con orientación profesional. Consulte a sus proveedores para saber si es seguro que realice estiramientos y ejercicios por su cuenta. Tanto los estiramientos como el ejercicio son una buena forma de lidiar con el estrés.

Por último, para las lesiones leves que no requieren atención médica, siga la regla general del RICE:
  • Descansa la zona lesionada;
  • Aplicar hielo en la zona lesionada, mediante una compresa fría envuelta en una toalla o una bolsa de hielo durante 10-20 minutos seguidos;
  • Comprimir la zona lesionada, envolviéndola con una venda elástica lo suficientemente apretada como para proporcionar apoyo, pero no tan apretada como para causar entumecimiento; y
  • Eleve la zona lesionada por encima del corazón.

Además, las almohadillas térmicas y los baños calientes son útiles para aliviar la rigidez muscular, el dolor o los calambres.

En definitiva, hay muchas cosas que puedes hacer para reducir el impacto del dolor. Un enfoque holístico que trate la lesión subyacente y aborde la mente y el cuerpo, contribuirá en gran medida a mejorar su calidad de vida.

camión-accidente-señal-Butte-Apache-juego-llamada-ahora

GageMathers ha sido elegido como uno de los mejores bufetes de abogados de Arizona